La logística que viene

La logística y el funcionamiento de las cadenas de suministro se han convertido en un elemento clave durante la crisis sanitaria del COVID-19. Las redes de distribución, durante meses, se han visto sometidas a bastante presión y han demostrado su capacidad de adaptación pero también una alta flexibilidad. Cuando todavía no hemos llegado a la […]

0

La logística y el funcionamiento de las cadenas de suministro se han convertido en un elemento clave durante la crisis sanitaria del COVID-19. Las redes de distribución, durante meses, se han visto sometidas a bastante presión y han demostrado su capacidad de adaptación pero también una alta flexibilidad.

Cuando todavía no hemos llegado a la normalidad absoluta, ya muchos expertos se preguntan ¿habrá una nueva logística después del coronavirus? ¿Qué cambiará?

Se están realizando los análisis de los factores clave que marcarán la dinámica de las cadenas de suministro globales, el antes y el después de un sector siempre estratégico y con alcance mundial.

Aumento del e-commerce

El crecimiento experimentado por las ventas de e-commerce en los últimos meses ha registrado un aumento de un 50% según algunos informes. Además se han constatado importantes avances en categorías, hasta ahora poco insignificantes en este canal, como puede ser el de la alimentación. Según algunos expertos, el aumento del comercio electrónico ha venido para quedarse y esto tendrá su impacto en la logística tanto por tierra, mar y aire.

Medio Ambiente

El debate sobre la lucha contra el cambio climático es otro de los aspectos que ha acelerado la crisis del Covid-19. La descarbonización, el uso de energías alternativas, el aumento del papel del ferrocarril… son algunos factores que van a influir en las agendas públicas y privadas, tanto nacionales como supranacionales. Algunos expertos apuntan a un “Green Deal” que impulsaría, entre otras cosas, terminales multimodales eficientes, que permitan una conexión fácil entre otros sistemas de transporte.
Aumento del teletrabajo

Durante la crisis sanitaria se ha puesto de manifiesto que los sistemas de trabajo que mejor han funcionado han sido los que contaban con un equipo humano de confianza respecto a aquellos que únicamente estaban más tecnificados. Al mismo tiempo la digitalización ha impulsado el teletrabajo. Según las estadísticas del Banco de España antes de la crisis el índice del teletrabajo en nuestro país era del 7,6% y ahora ya es del 80%. Estamos ante un cambio de paradigma por lo que empresas, asociaciones o administraciones empiezan a tenerlo en cuenta.

El dumping empresarial

Se basa en la venta de un producto o servicio a otro país a un precio inferior al de mercado. La finalidad es introducir la mercancía en ese mercado pero, para ello, se causa un grave perjuicio a las empresas locales que comercializan el mismo bien o servicio. El dumping no es ilegal, no está prohibido, pero la legislación de algunos países establece el cobro de derechos antidumping que compensen este perjuicio a dichas empresas. Algunos indican que este fenómeno es consecuencia de la globalización económica.

Tomado de: Stock Logistic

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *